jueves, 5 de febrero de 2015

¿Qué lugar ocupamos en el universo?

Panorámica de la Vía Láctea realizada por Tony Hallas.

Al ser humano siempre le ha gustado saber el lugar donde vive. Desde bien pequeños queremos conocer el espacio que ocupamos en el mundo: "¿dónde estoy?" Con un poco de curiosidad localizaremos nuestro sitio en el planeta Tierra y nos parecerá que todo es muy grande. Pero, ¿cuál es el lugar que ocupamos en el universo? ¿Estamos en un sitio céntrico o privilegiado? Vayamos por partes.

En primer lugar, la Tierra, junto con los demás planetas que dan vueltas alrededor del Sol, se encuentra en el Sistema Solar como todos sabéis. Ya comentamos en una entrada anterior que hay otros planetas en otras estrellas, muchas de las cuales son visibles a simple vista en el cielo. Por tanto, nuestro Sistema Solar no es nada particular comparado con los demás sistemas planetarios.

Por otro lado, todas las estrellas que vemos en una noche cualquiera, y miles de millones más que no podemos observar sin la utilización del telescopio, se encuentran agrupadas en la galaxia llamada Vía Láctea, cuyo nombre proviene de la mitología griega que explica que se trata de leche derramada del pecho de la diosa Hera.

¿Y dónde estamos nosotros con respecto a la Vía Láctea? ¿En un lugar céntrico? En absoluto, pues nos encontramos más bien en la periferia, a 27.000 años-luz de distancia del centro de la galaxia, en el brazo espiral Orión, lo que significa que la luz tarda 27.000 años en viajar desde el centro de la galaxia hasta la Tierra.

¿Y hay más galaxias aparte de la Vía Láctea? Por supuesto, y se cuentan también por miles de millones... Las cifras, como habrás podido apreciar, son imposibles de asimilar. Hablamos de miles de millones como si nada, pero se trata de un número extremadamente grande.

Curiosamente, hasta hace muy poquito, hace unas décadas tan solo, creíamos que nuestra galaxia era la única del universo. Nuevamente, estábamos completamente equivocados. Edwin Hubble, un brillante astrónomo estadounidense del siglo XX, demostró que hay más galaxias además de la nuestra. De esta manera, expandimos aún más las fronteras del universo. Esto no había ya quien lo parase...

Cada una de estas galaxias no vagan solas por el universo, sino que se agrupan unas con otras. Por ejemplo, la nuestra, la Vía Láctea, está en el Grupo Local con otras decenas de galaxias, como la Galaxia de Andrómeda o la Galaxia del Triángulo, que están formadas a su vez por miles de millones de soles. Aquí siempre me gusta imaginar cómo verían unos seres extraterrestres nuestra galaxia desde diferentes lugares del Grupo Local. Las vistas tienen que ser majestuosas y de una belleza inusitada.

¿Y el Grupo Local es un subconjunto de algo más grande? Efectivamente, esto no termina aquí. Los diferentes grupos y cúmulos de galaxias se agrupan entre sí para formar una superestructura: los supercúmulos. El Grupo Local está en el Supercúmulo de Virgo, junto con otros 100 grupos y cúmulos de galaxias. A este nivel, las galaxias se cuentan por miles... En este supercúmulo, el Grupo Local tampoco se encuentra en una posición privilegiada; estamos en la periferia del Supercúmulo de Virgo.

Sin embargo, el Supercúmulo de Virgo no es la máxima estructura del universo, sino que es un subconjunto de otra aún más grande: el Supercúmulo de Laniakea, palabra hawaiana que significa "cielo inconmensurable". Este supercúmulo, que engloba a unas 100.000 galaxias (entre ellas la Vía Láctea), fue descrito en septiembre del año pasado, por lo que todavía seguimos aprendiendo sobre el lugar que ocupamos en el universo.

Diversas observaciones aseguran que el Supercúmulo de Laniakea pertenece a otra estructura más inmensa, pero necesitamos realizar más medidas para definirla. Cabe destacar que nuestra galaxia nos incordia a la hora de echar un vistazo al universo, de ahí que esta tarea sea realmente complicada. Es como tratar de establecer los limites de la ciudad en la que vivimos desde dentro; los bloques de edificios que hay a nuestro alrededor nos dificultarían esta labor.

Resumiendo, y sin entrar en más detalles, tenemos el siguiente esquema: Tierra --> Sistema Solar --> Vía Láctea (brazo de Orión) --> Grupo Local --> Supercúmulo de Virgo --> Supercúmulo de Laniakea --> ¿? (investigación en curso)

Llegado a este punto, no me puedo resistir a hacer un último comentario al respecto: si el ser humano fuera el centro de la creación, habría muchísimo espacio desaprovechado para ser una diminuta parte de un rincón irrelevante del universo. ¿No sería paradójico el propósito de tal creación y más cuando las leyes de la naturaleza moldean nuestro universo sin intervención divina?

1 comentario:

  1. hola buen dia! buen documento... ese arco que se ve en la fotografia que parte de la via lactea es? si pudieras poner una imagen donde se observe desde afuera te lo agradeceria... saludos!

    ResponderEliminar