martes, 5 de noviembre de 2013

¿Sabías que algunas de las estrellas que vemos podrían estar muertas?

Efectivamente, cuando miramos al cielo por la noche puede que estemos viendo el "fantasma" de una estrella. De hecho, cuando miramos a los confines del universo, estás viendo su pasado remoto. Es tan extraordinario este hecho que hemos podido observar directamente la infancia del universo. En realidad, si se conocen las dos premisas que sigue, el motivo por el que ocurre esto se puede dilucidar fácilmente.

Cuando miramos al cielo es como si entráramos en un túnel del tiempo.
En primer lugar, y como siempre afirmo y reafirmo, el universo es grande. Pero 'grande' como te lo estás imaginando en este instante no, muchísimo más grande todavía: inmenso, gigantesco, y por muchos sinónimos que escriba nunca seré capaz de acercarme ni lo más mínimo al tamaño verdadero del universo. Tanto es así que incluso en nuestro vecindario las distancias son enormes. Como bien afirmó Manuel Martínez Sánchez, ingeniero aeronáutico del MIT:
"No es que las naves espaciales sean lentas, es que todo está muy lejos"
Por poner un ejemplo, la sonda espacial Voyager 1 recorre 17 kilómetros en un segundo, una velocidad que en principio cuesta asimilar. Pero, ¿cuántos años ha tardado en alcanzar los límites de nuestro sistema solar para penetrar en el espacio interestelar aun yendo a esta velocidad? Adivinad... ¡35 años! ¿Y cuánto tardaría en llegar a la estrella más cercana a nosotros, Próxima Centauri, si se dirigiera hacia ella? Adivinad de nuevo... ¡76.000 años! ¿Sigo dando datos o nos empezamos a hacer una leve idea de cuán grande es el universo? Así podríamos seguir hasta el "infinito"... nunca mejor dicho.

Ya hemos visto que el universo es muy grande, ¿pero qué tiene que ver eso con que al mirar al cielo por la noche estemos viendo su pasado y, tal vez, estrellas muertas? Ahora entramos en la segunda parte del tema. Por muy anti-intuitivo que parezca, la luz tiene un límite de velocidad. De esta manera, aunque parezca que los rayos de luz nos alcanzan instantáneamente, tardan siempre un tiempo en llegar hasta nosotros. Ahora bien, dependiendo de dónde hayan partido, tardarán más o menos en alcanzarnos.

La luz viaja muy rápido, rapidísimo: recorre 300.000 kilómetros en un solo segundo. Además, cabe destacar que ningún otro objeto puede ir más rápido que la luz, por lo que es nuestro límite de velocidad cósmica. Es tan rápida que da siete vueltas y media a nuestro planeta en tan solo un segundo. El problema es, como no, que las distancias en el universo son tan inmensas que empequeñecen la velocidad de la luz.

Los kilómetros se quedan demasiado pequeños como para medir las distancias del universo, así que hay que recurrir a otra unidad de medida: el año luz, que es la distancia que recorre la luz en un año. Redondeando al alza, un año luz equivale a 10 billones de kilómetros; es decir, un uno seguido de trece ceros (10.000.000.000.000 de kilómetros). Pero por muy grande que parezca esta medida, se queda también pequeña. Las galaxias, por ejemplo, se encuentran generalmente a millones de años luz de nosotros.

Creo que ya intuyes por donde voy. El resumen es el siguiente:
  1. El universo es inmensamente grande.
  2. La velocidad de la luz tiene un límite, no es infinita.
En consecuencia, la luz que parte de una estrella, o de cualquier otro cuerpo celeste, tarda años en llegar hasta nosotros. Las estrellas que vemos en el cielo a simple vista mayormente se encuentran a decenas, e incluso a cientos de años luz.

Tomemos como ejemplo Betelgeuse, una estrella a punto de explotar y una de las más brillantes en el cielo que se encuentra a 650 años luz de nosotros aproximadamente. La luz que parte de la estrella en estos momentos tardará 650 años en alcanzarnos. Por tanto, cuando la observamos en el cielo, estamos viendo los rayos de luz que llevan viajando 650 años, por lo que la vemos tal y como era exactamente hace 650 años. En definitiva, los rayos que vemos partieron en el año 1.363 d.C. de nuestra historia.

Aunque este intervalo de tiempo que tarda la luz en recorrer esa distancia es muy corto teniendo en cuenta la vida media de una estrella, de millones o miles de millones de años, podría dar la casualidad de que ya haya explotado; como la luz de su explosión estaría viajando en estos instantes, todavía la veríamos íntegra en el cielo. Fascinante, ¿verdad?

Pongamos como ejemplo otro objeto más distante, el más distante que se puede ver desde la Tierra a simple vista en el cielo: la galaxia Andrómeda, que se encuentra a 2'5 millones de años luz de nosotros. Los rayos de luz que vemos partieron de su fuente hace 2'5 millones de años, cuando el ser humano todavía no había aparecido sobre la faz de la Tierra. Y así, cuanto más lejos miremos con los telescopios más potentes, más atrás estamos retrocediendo en el tiempo para ver, en último término, la infancia de nuestro universo, cuando ni siquiera el sistema solar existía ni la Vía Láctea, nuestra galaxia. ¡Bienvenidos al estrambótico mundo de la astronomía y cosmología!

Por eso, yo muchas veces afirmo que sí, que podemos viajar en el tiempo, concretamente al pasado, aunque de una manera un tanto especial. Incluso los rayos del Sol tardan 8 minutos en alcanzarnos; si desapareciera ahora mismo, tardaríamos 8 minutos en darnos cuenta. Así que la próxima vez que mires al cielo, recuerda que estás viajando hacia atrás en el tiempo, pues estás contemplando su pasado. ¿Es o no realmente interesante la astronomía? =)

23 comentarios:

  1. si es cierto, es como usar una linterna a un paso.. cuando lo enciendo el tercero ve encendió al instante. pero si le digo a la persona que valla a 20 cuadras, enciendo la linterna la persona que esta a 20 cuadras tarda en ver que la linterna encendida es decir en milies segundos depende de la distancia. Para mi ya estan muertas solo vemos destellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y asi como vemos miles de estrellas muertas, miles ya nacieron pero no veremos su luz hasta dentro de miles de años.

      Eliminar
  2. Muy interesante justo lo que buscaba gracias...!! Saludos..!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por dejar un comentario en el blog :)

      Eliminar
    2. La expansión acelerada del universo limitará para siempre nuestra capacidad de observación. Ese proceso inflacionista se debe a le energía oscura. Pero ésa es otra historia.

      Eliminar
    3. Las dimensiones del universo resultan ininteligibles para el ser humano, la velocidad de la luz es finita y la velocidad de alejamiento de dos puntos suficientemente distantes entre si es directamente proporcional a su distancia (a través de una constante de cálculo: 71 kms por segundo por megaparsec). Conclusión: nunca llegaremos a observar más allá de un determinado límite cosmológico, porque la luz emitida por la materia remota no nos alcanzará nunca.

      Eliminar
    4. Muy buena aportación, Jose Luis, ese es otro tema muy fascinante. Además, como tú bien has dicho, somos incapaces de comprender la inmensa complejidad del universo, y por eso me encanta la astronomía y la cosmología.

      Lo mejor de todo es que es cierto, que vivimos en ese mundo tan raro en el que no llegamos a entender ni el 5% de la composición del universo. Si a esto le sumas las distancias gigantescas que hay, las estrellas tan densas y grandes que son inimaginables, los agujeros negros (ni hablar de los agujeros negros supermasivos que hay en el centro de las galaxias), las innumerables paradojas de la teoría de la relatividad y así un largo etcétera, es imposible que uno no se enamore de esto.

      Un saludo y muchas gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  3. Era justo lo que queria leer buen aporte

    ResponderEliminar
  4. La luz que llega desde Andrómeda partió cuando en la meseta de Oldubai caminaba la hembra pro homínido LUCY descubierta por Leakey.-
    Respecto a la luz que nos llega de algunas estrellas, si son del tipo Wolf-Rayet desde su nacimiento y hasta su muerte solo pasan entre 300.000 años y 3 millones de años, tiempo estimado por el gran gasto de energía (estrellas eruptivas) y las estrellas cercanas al Sol, forman un cúmulo globular pero con una raleza enorme ya que la más cercana está a 4 años luz y las demás desde 5 á 100 años luz (una de la Osa Mayor pertenece a este cúmulo)

    ResponderEliminar
  5. La luz que llega desde Andrómeda partió cuando en la meseta de Oldubai caminaba la hembra pro homínido LUCY descubierta por Leakey.-
    Respecto a la luz que nos llega de algunas estrellas, si son del tipo Wolf-Rayet desde su nacimiento y hasta su muerte solo pasan entre 300.000 años y 3 millones de años, tiempo estimado por el gran gasto de energía (estrellas eruptivas) y las estrellas cercanas al Sol, forman un cúmulo globular pero con una raleza enorme ya que la más cercana está a 4 años luz y las demás desde 5 á 100 años luz (una de la Osa Mayor pertenece a este cúmulo)

    ResponderEliminar
  6. Ver el pasado. ¡Qué fácil es decirlo y qué difícil demostrarlo! No se puede confundir la gimnasia con la magnesia, ni la imagen con la luz. Si miras la luna ves la luna, no la luz. Si miras el sol ves el sol, no la luz. Si la luna la pones a la distancia del sol, no la verías porque, la has alejado tanto que ha desaparecido, nunca la verás a simple vista, por más que esperes 8 minutos o toda la eternidad. La imagen no viaja por el espacio. Y lo mismo pasa con las estrellas que a simple vista no se ven. Nunca las vas a ver, porque su imagen está muy lejos, y por mucho que esperes, aunque sea sentado, nunca las verás. Así de sencillo y así de demostrable. Por lo tanto lo de ver el pasado es una falacia. La galaxia de Andrómeda se ve a simple vista, porque está relativamente cerca y es un objeto supermasivo. Pero otras galaxias, que estén un poco más alejadas, 8 ó 10 millones de años-luz, no las verás nunca, y mucho menos las que están a 13.000 millones de años-luz. La imagen no viaja por el espacio, llega a la tierra, las vemos pasar por la izquierda y por la derecha y luego continúan su camino. Es absurdo. ¿Quién ha visto eso? Nadie.
    Si vemos algo más que a simple vista, es gracias al telescopio; alguien me dirá que si la luz viaja desde el objeto hasta el telescopio y vuelta a empezar. No. Simplemente hemos cambiado nuestro ojo por el telescopio. Más allá del alcance del telescopio, lo que no se ve, no se ve, y ya está. Volvemos a estar como al principio. Lo que no se ve con el telescopio no lo verás nunca. Espera y lo comprobarás. Y así sucesivamente. Si quieres ver más lejos, necesitas un telescopio más potente, pero lejos de su alcance volvemos a lo mismo de antes. Es decir, si lo ves es que está ahí, no puede ser que no esté y que lo sigamos viendo, porque como he demostrado las imágenes no viajan por el espacio. Lo que vemos es la realidad, el PRESENTE, no el pasado.
    La astronomía es muy interesante, pero estas ideas de ver el pasado son absurdas.
    Muchas veces he leído que el Hubble ha descubierto una galaxia que está a 13.500 millones de años-luz de la tierra, y que esa es la edad del universo.
    Primera cuestión: ¿Estamos nosotros en el centro del universo para afirmar que todo lo que vemos equidista de nosotros? Y si en lugar de estar en el centro, estuviéramos en el la circunferencia del universo y ese objeto está lo más cerca de nosotros? Si estuviésemos diametralmente opuestos tal vez no veríamos ese objeto, dada la limitación de nuestros telescopios. Y si inventásemos un telescopio tan potente que pudiésemos ver ese objeto, diríamos que la edad del universo es de 13.500 millones de años, o diríamos que es ¿cuánto mide el diámetro del universo? O sea, que depende del lugar en que nos encontráramos el universo sería muy viejo o viejísimo, porque medimos su edad por la distancia. El que un momento determinado mire por el telescopio y está en la circunferencia al lado de la galaxia mide una distancia. Esa es la edad. El que está el centro del universo mediría otra distancia enorme. Esa es la edad. La mitad del diámetro del universo, que no la sé. Y el que estuviese en la otra parte del diámetro mediría el doble que el anterior. ¿Cuántas edades distintas tendría el universo? No tiene sentido.

    Segunda cuestión: Los que afirman que, como vemos el pasado, cuando vemos esa galaxia de 13.500 millones de años, dicen que vemos cómo era hace todo ese tiempo, porque vemos el pasado, y que esa es la edad del universo. Si esa es la edad del universo lo que vemos no puede ser el pasado, porque se supone que hace 13.500 millones de años el universo no podía ser así, sino un punto concentradísimo de masa y densidad. Después de explotar y pasados 13.500 millones de años el universo es lo que estamos viendo. Conclusión: Vemos el presente, no el pasado.
    Bueno, no me quiero extender más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando dices "como he demostrado las imágenes no viajan por el espacio" Realmente no has demostrado nada, simplemente has dado tu punto de vista pero no es una ultima palabra. Realmente todo lo que has argumentado es muy pobre y fácil de debatir.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Imagina que la luna no reflejara luz, la verias ? No verdad tu argumento no tiene pie ni cabeza, y por ultimo solo te dire que el ojo humano capta la luz para poder formar imágenes, al parecer tienes que volver a la escuela saludos.

      Eliminar
    4. "Si miras la luna ves la luna, no la luz." desde aqui ya emepzamos mal, saludos!

      Eliminar
    5. En realidad me parece interesante tu punto de vista, aunque, tanto el articulo como tu logica me parecen acertadas. O quizas solo es coconfusion. Saludos.

      Eliminar
    6. En realidad me parece interesante tu punto de vista, aunque, tanto el articulo como tu logica me parecen acertadas. O quizas solo es coconfusion. Saludos.

      Eliminar
    7. Es bueno que no se extienda, sobre todo cuando no se comprende la idea.

      Eliminar
  7. Buenisimoooo lo.que estabamos.buscando.con mis amigos re locoooss..

    ResponderEliminar
  8. Buenisimoooo lo.que estabamos.buscando.con mis amigos re locoooss..

    ResponderEliminar
  9. Genial articulo, estoy fasciando con el tema de la relatividad del tiempo y este articulo esta igual de fascinante, gracias!!

    ResponderEliminar
  10. para mi lo que acabo de leer me resulta fascinante, tan fascinante como el universo en si mismo, y tu lo has explicado de una forma tan sencilla que te felicito por ello, gracias por la información que estaba buscando.

    ResponderEliminar